Está demostrado que los primeros 10 segundos en un anuncio,

de venta o alquiler de una vivienda son los que captan al cliente potencial

 


 

La fotografía inmobiliaria: empezar a soñar

“El primer aspecto básico que debe tener quien quiera poner un inmueble a la venta, sea propietario o agente inmobiliario, es que el posible comprador no está adquiriendo ladrillos y metros cuadrados,

está comprando un sueño. A la mayoría de la gente le cuesta mucho tomar esta decisión, supone una parte muy importante de sus ingresos, y lo que quieren es encontrar un espacio en el que disfrutar

del resto de su vida, donde ser felices y compartir tiempo con su familia. La fotografía inmobiliaria, por tanto, tiene que ayudar a soñar”, indica Joan Roig.

 

 

 Izq. Foto normal / Dcha. Foto PROFESIONAL

 


 

 

 

 

La Fotografía Inmobiliaria: No Juegues a Ser Profesional.

 

La mayoría de las agencias inmobiliarias, utilizan cámaras de uso particular con configuraciones automáticas para fotografiar inmuebles. Estas fotografías funcionan para propiedades cuyo coste no es muy elevado.

En cambio, para las grandes mansiones y propiedades exclusivas y de lujo, se requiere una fotografía de alta calidad, ya que en caso contrario, perdería la definición de propiedad exclusiva,

si la calidad de la imagen no es afín al de la propiedad. Aquí hay que “gastársela plata” y contratar a un profesional.

Los profesionales saben cómo hacerlo; nosotros no. No juguemos a ser fotógrafos, porque un fotógrafo no aprende su profesión en 2 semanas y haciendo 100 fotos. ¿Capiche?

La fotografía inmobiliaria no es ni para principiantes, ni para agentes inmobiliarios que tengan prisa. Invertir en una buena cámara y en un corto curso de fotografía y de vídeo es quizás más

importante que un master en gestión inmobiliaria y cuesta mucho menos. Tomar fotos de baja calidad de una vivienda siempre, siempre influirá negativamente en la venta.

La fotografía profesional es una herramienta esencial para los agentes inmobiliarios. Sin embargo, curiosamente, la mayoría de las agencias no disponen de servicios de fotografía profesional

y toman fotografías que no favorecen a las casas. La fotografía inmobiliaria ayuda a vender, sin embargo, esto dependerá principalmente de la calidad de las imágenes.

Lo diremos sin medias tintas. Un teléfono móvil no es una cámara de fotos y cualquier persona no es un fotógrafo.Las imágenes que se presentan de una casa a la venta necesitan

cámara réflex de gama profesional, objetivo gran angular, trípode, disparador remoto, flash rebotado, pie de luz, reflectores, focos, polarizador….

Y sobre todo, alguien que sepa utilizarlos. Incluso con esto, aún no tendríamos el resultado. Posteriormente, es necesario editar la imagen en el ordenador con el software adecuado. 

 

TARIFAS 2020

 

- Consultar cualquier duda si la estancia no cumple con los ítems del presupuesto.

 

La obra se entregará en formato digital JPG a máxima resolución (6048x4024 px) sin marcas de agua,

en un plazo máximo de 3 días laborales a partir de la toma de las fotografías, mediante descarga online privada.

 

No hay límites de imágenes, se entregarán todas las necesarias para documentar toda la vivienda.

 

Las viviendas deben estar limpias y ordenadas, no se realizan labores de Home Standing.

 

 

 

Estaremos encantado de ayudarlos. Adrián Hdez.